Fondo de Crisis Olvidadas

Un comité de expertos ha valorado un total de 8 proyectos de entidades expertas  y los proyectos apoyados han sido dos: el primero, una iniciativa de intervención sanitaria de EACNUR en la República Centroafricana para proteger a población refugiada y el segundo, de Médicos del Mundo en los Campamentos de Población Refugiada Saharaui, para paliar una problemática oftalmológica en las zonas saharianas de ese país.

Las crisis olvidadas son las crisis humanitarias severas que están recibiendo respuesta nula o insuficiente por parte de la Comunidad Internacional, no habiendo compromiso político para solucionarla ni cobertura mediática que lo apoye. Esta situación alargada en el tiempo deriva en un efecto de mal crónico sobre las personas damnificadas y puede conducir al colapso humanitario.

Por ello, Fundación Caja Navarra quiere contribuir con parte de sus recursos a paliar la deficiente atención que reciben este tipo de crisis humanitarias. Fundación Caja Navarra, como criterio prioritario de concesión de las ayudas, utilizará el FCA (Evaluación de Crisis Olvidada) que elabora la ECHO (Oficina de Ayuda humanitaria), basado en indicadores como la vulnerabilidad del país, la cobertura mediática, la ayuda pública per cápita y una evaluación cualitativa a cargo de las unidades geográficas de ECHO y sus personas expertas.

Áreas de intervención
-Necesidades humanas básicas: Salud, educación, agua, vivienda digna.
-Gobernanza democrática: Defensa y difusión de derechos humanos, fortalecimiento del poder local, fortalecimiento de organizaciones de la sociedad civil, cultura de paz y prevención de conflictos violentos.
-Mejora de las capacidades económicas y productivas: Producción de bienes y provisión de servicios, alimentación, seguridad y desarrollo rural.
-Empoderamiento de la mujer: Contribución al ejercicio de los derechos de la mujer, fortalecimiento del empoderamiento.

A lo largo de cada mes de enero, Fundación Caja Navarra comunicará el presupuesto destinado para el Fondo de Crisis Humanitarias Olvidadas, que para este año 2018 es de 150.000€

 

Proyectos Fondo Crisis Olvidadas 2018

 

Proyecto de EACNUR en República Centroafricana

El proyecto financiado a EACNUR por Fundación Caja Navarra tiene por objeto la protección de la población refugiada, desplazada interna y de las comunidades centroafricanas de acogida en Obo, en la prefectura de Haute-Mbomou Obo, en la República Centroafricana. La asignación económica para esta iniciativa es de 76.400 euros.

La crisis en este país está caracterizada por un altísimo grado de vulnerabilidad, con conflictos violentos crónicos y mínima repercusión mediática.

A través de la mejora de las infraestructuras sanitarias del hospital de Obo, esta población que asciende a más de 37.000 personas, tendrá acceso a unos servicios sanitarios de prevención y tratamiento mejorados, evitándose la ruptura de stocks y viéndose mejorados, a su vez, los índices en cuanto a prevalencia de patologías.

La mayor parte de las infraestructuras sanitarias gubernamentales en esta zona se encuentra destruida, por lo que se torna indispensable el apoyo de la Comunidad Internacional.

La contribución de la Fundación Caja Navarra para la rehabilitación de 3 bloques y la construcción de uno nuevo en el hospital de Obo es esencial en un contexto donde sólo existe en esta prefectura 1 hospital funcional y 2 centros de salud en M’boki y Kadjema. Todos ellos adolecen de frecuentes faltas de stocks en medicinas, staff y equipamiento. La prefectura de Obo acoge en la actualidad a 14.800 IDPS y 2.396 refugiados en su mayoría de Sudán del Sur y menores de 18 años.

Dentro de la estrategia del Plan Operacional del Cluster de Salud en este país del que forma parte ACNUR y el gobierno centroafricano, se tiene por objeto que en esta prefectura de OBO se incrementen el número de consultas de tratamiento, el número de partos asistidos, el tratamiento post violaciones, los porcentajes de niños de entre 6 meses a 14 años vacunados contra la rubeola, de niños menores de 5 años que reciben suplemento con Vitamina A, el número de pacientes que reciben tratamiento antirretroviral y que dispongan de sistema de alerta precoz de epidemias.

 

Proyecto de Médicos del Mundo en los Campamentos de Población Refugiada Saharaui

Este proyecto, que cuenta con una asignación económica por parte de Fundación Caja Navarra de 73.600 euros, se dirige a la población saharaui refugiada en Tindouf, Argelia, que presenta problemas oftalmológicos y ópticos. Los profesionales sanitarios de las 2 comisiones de voluntariado de Médicos del Mundo que se desplacen al terreno realizarán un mínimo de 750 consultas y un mínimo de 250 intervenciones quirúrgicas (con técnicas de alta calidad, similares a las utilizadas en España y adaptadas al contexto saharaui).

El procedimiento de trabajo es el siguiente: la comisión acompaña la consulta con el personal local sanitario saharaui, los pacientes han sido previamente seleccionados por los profesionales saharauis, y los que tienen patología quirúrgica se les envía al Hospital de referencia.

Las consultas suelen ser masivas, llegándose a atender a más de 50 personas diarias. Por la experiencia acumulada en estos últimos 20 años, cerca del 80% de las operaciones realizadas son cataratas, mientras que el otro 20% se corresponde a traumatismos, glaucomas, pterigion, hernias de iris, quistes sebáceos, tumoraciones conjuntivas, chalación y evisceraciones. Además se atienden pequeñas intervenciones como: capsulotomías, extracciones de puntos de sutura, extracciones de cuerpo extraño corneal, inyecciones intraquísticas de trigón, etc.

Una vez operados, los pacientes permanecen ingresados varios días, en función de su evolución postoperatoria. Durante ese plazo, el equipo técnico de Médicos del Mundo, junto con el personal sanitario saharaui, los revisa diariamente y vigila la aplicación del tratamiento oportuno.

En el marco de actual proyecto está previsto llevar a cabo la revisión y reposición de instrumental quirúrgico de Rabuni y dotar de material fungible/medicamentos, en función del inventario realizado en la comisión anterior. Este trabajo se realiza coordinadamente con el departamento de oftalmología y la farmacia central del Ministerio de Salud Pública, con el objetivo de coordinar que las compras que se realicen no se solapen con las de otras organizaciones.

La población beneficiaria se puede dividir entre quienes son atendidos de diversas dolencias oftalmológicas en las consultas realizadas en los hospitales de las Wilayas, los que son operados en el hospital nacional de Rabuni, y el personal de salud que mejora su formación. 

La atención oftalmológica se dirige a la población general, aunque supone el acercamiento de los servicios de salud a la población más desfavorecida, especialmente las mujeres refugiadas. Uno de los retos que asume este proyecto es promover el acceso a la salud de las mujeres en igualdad de condiciones que los hombres. Las condiciones de partida no son muy desfavorables, dado que la mujer saharaui ha jugado un papel fundamental en la mejora de las condiciones de salud de la población y tiene una posición reconocida tanto en el ámbito público como en el privado.

Unas 950 personas (340 mujeres y 360 hombres) son beneficiarias directas de las consultas y atención quirúrgica. Personal sanitario y técnico local que se beneficia de la formación: 12 personas.